lunes, septiembre 30, 2013

Gastronomía del sur de Chile

Les presento “Salgamos a comer”, programa de televisión especializado en gastronomía del sur de Chile, el cual es transmitido en el canal Primitivos (217 de Telefónica del Sur), con cobertura de Concepción a Coyhaique.
Para conocer el programa te invito a ver el último capítulo sobre tenedores libres en Valdivia.
Mi idea es hacer algunas temporadas en Valdivia y luego recorrer otras ciudades de nuestro sur austral chileno.

Asimismo, mi proyecto busca compartir datos sobre gastronomía y turismo a través de la cuenta de Twitter (@salgamosacomer_) y del blog http://salgamosacomersuraustral.wordpress.com.

También ofreceré el servicio de asesoría comunicacional a proyectos gastronómicos y turísticos, junto con trabajar como guía para visitantes en un tour culinario por Valdivia.

Si te interesa mi propuesta puedes contactarme al email: joseluisgomezperiodista@gmail.com

sábado, junio 01, 2013

Uno de estos libros está esperando por un dueño/a

¿Quién dijo que la gente no se interesaba en la literatura regional?¿Quién dijo que había que ser famoso para vender libros? ¿Quién dijo que los 500 libros que uno imprime se quedan almacenados en algún lugar de la casa?

A mí cada vez me quedan menos libros de cuentos ¿Bailando con La Fea? Los vendo a $2.000 por unidad.

Interesados/as escribir a joseluis_gomezg@yahoo.es

martes, febrero 26, 2013

Diversos servicios

Como periodista y escritor ofrezco diversos servicios: edición de libros, revisión de textos para libros antes de enviar a imprenta, y otros vinculados a la redacción, edición y/o revisión de textos (ver más aquí).

Además trabajo en la edición de revistas, boletines (papel y/o digital), catálogos, dípticos o similares, y desarrollo de blogs (Blogspot o Wordpress).

Los libros en los que he participado son los siguientes:
1- Autor de "¿Bailando con la Fea?" (cuento, autoedición, Valdivia, 2006).
2. Junto a los periodistas Rodrigo Obreque, Daniel Carrillo y Nicolás Gutiérrez, soy co-autor de "Gente de Los Ríos" (no ficción, Valdivia, 2008).
3. Editor de "Viejo Lobo de Mar" (no ficción, 2008, Valdivia).

Cotizaciones al email joseluisgomezperiodista@gmail.com

martes, junio 05, 2012

Aún Quedan Libros ¿Bailando con La Fea?


Yo no vengo a vender...

Aún me quedan ejemplares de mi libro de cuentos "¿Bailando con La Fea?".

$3.000 cada uno o 2 por $5.000.

Un libro de un autor local puede ser un buen regalo.

Los (as) interesados (as) pueden escribir a mi correo joseluis_gomezg@yahoo.es

martes, mayo 01, 2012

¿Puede Star Wars Inspirar a un Científico?


A sus 69 años, Luigi Ciampi, profesor ad honorem de la Facultad de Cs. Agrarias de la UACh, cree que sí. El investigador comenta que conoció la Guerra de las Galaxias durante su estreno en 1977 mientras realizaba un doctorado en la Universidad de Wisconsin-Madison, Estados Unidos. Allí asistió junto a su familia a ver la primera cinta, el episodio IV; quedó encantando con la historia y sus innovaciones.

De origen italiano, el investigador opina que esta película ha sido su inspiración porque “en la vida científica hay que buscar la innovación, lo original, lo distinto, lo que llama la atención y terminar con la monotonía”, menciona, al tiempo que cuenta que posee una colección, que reparte entre su casa y su oficina, la que incluye recortes de diarios, juguetes, libros y una verdadera joya: el poster del estreno del film por el cual pagó un dólar.

“La historia es muy interesante porque incluso incorpora elementos de viajes espaciales a la velocidad de la luz, algo que podría estar ocurriendo en otra galaxia, muy muy lejana, ya que no somos los únicos habitantes del universo. Además, enfrenta esta situación: es la lucha entre el bien y el mal, el lado oscuro de la fuerza”, reflexiona.

Fanático de la literatura –sobre todo del escritor inglés William Somerset Maugham-, casado y padre de tres varones –de 39, 35 y 31 respectivamente-, confiesa que está a la espera de poder crear un espacio en su casa para exhibir su colección Star Wars.

De espíritu rebelde, otra de sus pasiones son las motos, las que lo relajan; y de hecho tiene una Harley Davidson color rojo, modelo Sportster 883. “Uno debe destinar tiempo a la familia, al trabajo, al descanso y a las cosas que lo satisfacen. Hay que seguir el sentido común y los dictados del corazón”, opina.

Texto: José Luis Gómez Guenchor. Fotografía: Héctor Andrade. El artículo fue publicado en revista Actualidad de la UACh. Edición papel digital y página web. También lo publicó El Diario Austral Región de Los Ríos.

Esperanzas limitadas & falsas oportunidades


No es el clásico libro de John Cheever, con relatos desarrollados en un barrio de clase media/media alta con personas que sufren el lado “B” del sueño americano, que no siempre es tan dulce.

“El hombre al que amó y otros cuentos dispersos” recopila trece historias que marcaron el inicio de la talentosa carrera literaria de Cheever, conocido como “el Chejov de los suburbios”.

Según indica el prólogo de George W. Hunt, con excepción de “La oportunidad”, publicado en 1949, los cuentos presentados se extienden desde  1931, cuando Cheever tenía diecinueve años, hasta 1942. Su tema y ambiente corresponden a menudo a los continuos cambios de residencia del autor durante sus años de pobreza en la época de la Depresión, agrega.

Para conocer un poco más a este escritor autodidacta –crítico aunque sin compromisos políticos- es importante recordar que no terminó la secundaria y gracias a esto elaboró “Expulsado”, cuento -que no aparece en este compilado- con el cual inició la publicación de sus obras en varias revistas, entre ellas The New Yorker. 

De derrota y esperanzas limitadas hablan “El río de otoño”, “Cerveza fuerte y cebollas dulces”, “De paso”, “Reunión tardía”, “Autobiografía  de un agente viajero”, “Bayonne” y “Saratoga”. Mientras que hay relatos como “La cabaretera” que muestran el empuje, que llega ser hasta un poco patético, tras la derrota.

Otro punto interesante es el de las falsas oportunidades, tema recurrente en sus cuentos posteriores desplegados en ambientes al estilo de la serie de cable Desperate Housewives. “La princesa” y “La oportunidad” dejan en claro que el éxito y la meritocracia americanos son relatos rosas esquivos para la mayoría que debe conformarse con lo que le tocó. Porque no basta con trabajar duro; la suerte (o la desgracia) a veces importan mucho más.  

Brooklyn Follies


Siempre es atractivo leer una novela como “Brooklyn Follies” de Paul Auster que tiene un final totalmente inesperado, que pulveriza las alegrías y penas individuales al encontrarse el relato de sopetón con una tragedia colectiva de proporciones.

No obstante, casi todo el libro muestra los azares y aventuras de Nathan Glass quien, tras sobrevivir a una grave enfermedad y a un doloroso divorcio, está de vuelta en Brooklyn, donde nació y vivió su infancia.

Nathan –un hombre maduro de mente abierta- está jubilado y, luego de dejar su próspero trabajo como vendedor de seguros, está embarcado en escribir “El libro de las locuras de los hombres”.

En “Brooklyn Follies” abundan historias de clase media norteamericana en que no faltarán los fraudes ligados a la industria cultural, los pasados ocultos, las pequeñas vidas fascinantes –presentes en cualquier lugar del mundo, sea dicho de paso- y los encuentros  y desencuentros amorosos.

Pero más allá de las historias secundarias –con personajes entrañables como el resignado Tom o la pequeña y astuta Lucy-, lo que más llama la atención es la propia vida de Nathan quien recibe una segunda oportunidad para ser feliz en un barrio que parece cercano, entretenido y donde lo humano prima por sobre lo divino.

Por ejemplo, dan ganas de conversar con Nathan en el austeriano bar Cosmic Diner mientras él fantasea con Marina, una camarera casada e inalcanzable. Uno lo siente como un pariente cercano, un tío, un abuelo, capaz de reflexionar, emocionarse y disfrutar de esta existencia en un adecuado balance, sin caer en extremos y con una visión para nada conservadora de la política y la vida.

Si quieren leer este libro pueden encontrarlo gratuitamente y en español en el Rincón Americano de la Biblioteca Central de la UACh en el Campus Isla Teja.


* Esta columna fue publicada en la edición de sábado 28 de abril de El Diario Austral Región de Los Ríos.